QUE TRAGEDIA: Intentar devolverse a recoger algo que se le había caído, le costó la vida

COMPARTIR EN FB

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, Rep. Dominicana.- La comunidad de Puñal, ubicada al este-sureste de este municipio, ha lamentado profundamente la muerte en un accidente de tránsito de una adolescente de 16 años.

Se trata de Grisleydi Albino, quien fue atropellada por un vehículo en marcha, dicen que una jeepeta, el pasado lunes. Tras varios días de agonía en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS) falleció este viernes.

En horas de la tarde de este día fue sepultada en medio de tristes y desgarradoas escenas de dolor de familiares y amigos. Residía en el sector Los Albano, de Puñal, según se informo.

El accidente se produjo en momentos que la jovencita  intentaba cruzar la avenida Hispanoamericana, que enlaza la Autopista Duarte con la zona sur de Santiago (una avenida extremadamente peligrosa). Al intentar devolverse para recoger algo que se le había caído, fue embestida por el conductor de la jeepeta.Este no se detuvo en ningún momento sino que desapareció del lugar, cuentan testigos.

Se ignora si se entregaría a las autoridades. Distintos sectores de Puñal lamentan esta perdida ya que se trataba de una joven estudiosa y respetuosa.

República Dominicana es el segundo país, de los 182 pertenecientes a las Naciones Unidas, con una tasa de 41.7 % de fallecimientos por accidentes de tránsito, sólo superado por la isla Niue en el Pacífico, con 68.3 %.

Los accidentes de tráfico siguen siendo la principal causa de muerte violenta en la República Dominicana, según un informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana (OSC), que documenta la situación de violencia, criminalidad y accidentalidad en el país.

De acuerdo con el Ministerio de Interior y Policía,  más de 2000 personas perdieron la vida el año pasado, víctimas de accidente de tránsito.

Los factores humanos incluyen: conducir bajo los efectos de alcohol o sustancias ilícitas, manejar a velocidad excesiva, adelantar en lugares prohibidos, entre otros. Historia por Nayelis Cruz.