Estaba trabajando de manera honrada, cuando lo asesinaron de manera despiadada.

COMPARTIR EN FB

Decían que los dueños del país eran los empresarios del transporte público, otros que eran algunos miembros del PLD, sin embargo esos dos grupos que vayan quitándose este título, los nuevos dueños del país son los delincuentes y ahora nos llega otra lamentable noticia de su aplastante accionar en nuestro país.

Ayer, alrededor de las 12:30 del medio día (el audio dice 12:30 de la mañana, pero la joven se confundió, el hecho fue a plena luz del día), el señor Martín Méndez Encarnación fue a llevar a una pasajera al Sub Centro de Salud Hospital Municipal Engombe, en Herrera, Santo Domingo y cuando regresaba, simplemente fue interceptado por unos delincuentes quienes le propinaron un disparo a quemarropa y todo para llevarle su motor.

Fue auxiliado por residentes del lugar llevado a un centro de salud, pero ya no había nada que hacer, ya que el señor murió prácticamente de manera instantánea al recibir el disparo.

Los familiares dicen que en ese lugar hay cámaras de seguridad, la cual podría servir para ver el video y dar con los responsables, pero que los dueños de la casa no quieren entregar el video alegando que la cámara está dañada.

Martín Méndez Encarnación residía en el Palmar de Herrera, calle Guillermo Varas número 5. Su cuerpo fue velado en su casa y la mañana de hoy trasladado al municipio de Vallejuelo, provincia San Juan de la Maguana, donde será sepultado.

Sus familiares piden a las autoridades que se haga justicia por este asesinato para que no se quede impune.

Los pobres nos embromamos en este país, los delincuentes saben que pueden matar a los pobres y no se hace justicia, así pueden seguir asesinando. Solo si es un rico las autoridades resuelven, por eso, ya va a llegar un día que a los ricos ellos los van a dejar tranquilos y solo van a matar pobres, para quitarle motores, celulares, porque para esos no hay justicia.

CADAVER DE MARTIN